¿Cómo hacer un escape room educativo?

29 Nov, 2019 | Escape Room Madrid

El aprendizaje mediante juegos puede ser muy efectivo. Por ello, es importante que los profesionales dela docencia conozcan cómo hacer un escape room educativo, así como qué pueden aportar los juegos de escape en el desarrollo de niños y adolescentes.

En nuestro blog sobre escape room ya te hemos hablado en otras ocasiones sobre:

En este post te contamos cómo hacer un escape room educativo y para qué objetivos puedes conseguir por los juegos de escape como técnica de aprendizaje.

¿Quieres saber todo acerca de los escape room en educación? Sigue leyendo y descubre que en realidad aprender no deja de ser un juego.

¿En qué consiste un escape room educativo?

Antes de contrate cómo hacer un escape room educativo, vamos a explicarte qué es y qué puede aportar a tus alumnos.

Un escape room educativo es una actividad en la que se deben de superar diferentes retos en equipo para conseguir un objetivo común: salir de la habitación.

En realidad la dinámica de un escape room educativo es la misma que la de cualquier sala de escape, la diferencia es que las pruebas se enfocan a los diferentes objetivos docentes y qué la dificultad se gradúa dependiendo de la edad de los niños.

Te estarás preguntando por qué es efectivo un escape room  para niños en el terreno educativo.  La respuesta es sencilla: la mejor forma de aprender es enfrentándote a los problemas. Por este motivo, es importante saber enfocar cómo hacer un escape room educativo para sacer el máximo partido de tus alumnos.

¿Para qué sirve un escape room educativo?

Los juegos de escape son excelentes para repasar materia, pero, sobre todo, son interesantes para desarrollas habilidades como:

  • Trabajo en equipo: al ser una actividad en grupo los niños aprenden a resolver sus problemas apoyándose en el equipo.
  • Desarrollar la imaginación y la creatividad: no hay nada mejor para un buen aprendizaje que enfrentarse a problemas lejos de tu zona de confort. De esta forma, los alumnos tendrás que encontrar diferentes soluciones a sus problemas.
  • Aprender a pensar para solucionar un problema.
  • Enseña a los alumnos a comunicarse y a relacionarse entre ellos.
  • Motiva a los alumnos hacia el aprendizaje. Estudiar a veces es aburrido. Por este motivo, saber cómo hacer un escape room educativo como herramienta de repaso, puede ser un plus formidable a la hora de conseguir que los alumnos repasen la materia.
  • Ayuda a conseguir una visión global de las situaciones. A veces, se ven los problemas como puntos individuales, sin embargo para resolver un escape room es importante que se vea cada prueba dentro de un conjunto.

5 pautas sobre cómo hacer un escape room educativo

Ahora que hemos hablado sobre lo que puedes conseguir de tus alumnos si utilizas los juegos de escape como técnica de aprendizaje, ha llegado el momento de que te enseñemos cómo hacer un escape room educativo en tus clases.

A continuación te damos varias pautas para hacer de tu aula la mejor sala de escape:

Diseñar los escape room educativos en base a los alumnos

Esta parte es esencial a la hora de saber cómo hacer un escape room educativo. Nadie como el profesor conoce la edad de sus alumnos así como su desarrollo cognitivo, evolutivo y emocional.

No debería ser igual un escape room educativo para primaria que para secundaria, puesto que el desarrollo de los alumnos es completamente diferente.

Por otro lado, los juegos de escape educativos van enfocados a objetivos comunes que se quieren lograr. 

Un buen ejemplo de escape room educativo es uno en el que los retos que se incluyen son matemáticos.  De esta forma, los alumnos pueden repasar de manera divertida los ejercicios que han visto en clase.

Un buen truco para conseguir que los alumnos se motiven es comenzar con pruebas fáciles y poco a poco ir aumentando la dificultad.

Fijar un objetivo

Aunque es una actividad divertida, no debemos perder nunca el norte y debemos pensar que un escape room se hace por algo.

Por tanto, los objetivos de aprendizaje deben ser claros para facilitar su posterior evaluación.

El docente es un observador

En ningún caso el profesor puede participar en la resolución de los enigmas, tan solo debe observar y tomar buena nota de cómo el alumno ofrece  diferentes soluciones a los problemas que se han planteado.

Una vez que se termina el juego le tocará evaluar si el escape room que ha diseñado es adecuado y cómo han sido las diferentes actuaciones de los alumnos.

Escape room físico o virtual

Las nuevas tecnologías hacen que las posibilidades cuando nos planteemos cómo hacer un escape room educativo sean infinitas.

De hecho, son muchos los docentes que se decantan por escape room virtuales ya que son igual de útiles y pueden resultar muy cómodos.

Sin embargo,  si queremos hacer un escape room para educación física es importante que sea presencial ya que es necesario que el alumno se mueva para superar las diferentes prueba.

Un aspecto importante si te decantas por un escape room presencial es la decoración. Es imprescindible crear un ambiente temático para que los alumnos se sumerjan en las pruebas y se motiven.

Un escape room tiene un tiempo determinado

Es importante que cuando pienses cómo hacer un escape room educativo te plantees con qué tiempo cuentas.

Generalmente la duración lo marca la clase, sin embargo, si es muy largo puedes plantear diferentes etapas para la resolución de las pruebas.

¿Has tomado nota de cómo hacer un escape room educativo? Estamos seguros que te ha parecido una idea excelente para que tus alumnos aprendan y tus clases sean amenas.

¿Necesitas ideas? Ven a conocernos, seguro que cuando visites nuestra sala de escape se te ocurren maravillosas ideas sobre cómo hacer un escape room educativo para que tus alumnos aprendan.

No lo pienses más y contacta con nosotros.

Call Now Button